Rutas: el barrio de la Judería

Como hace mucho que no escribimos sobre las rutas que se pueden hacer por la ciudad, aprovechamos la reciente concesión de un segundo taller de empleo para seguir rehabilitando la Judería para hablar de este histórico barrio, uno de los principales atractivos de Tarazona.

Primero es importante señalar que la Judería turiasonense está formada por dos núcleos diferenciados. Por un lado, la Judería vieja, asentada a los pies de la Zuda (actual palacio episcopal), símbolo primero del poder musulmán y luego del cristiano, que se encuentra delimitada por el sur con la acequia de Selcos y por el norte con la calle del Conde. Es una zona caracterizada por calles estrechas y sinuosas, propias del urbanismo medieval. Se hallaba clausurada por diversas puertas que le servían de acceso: la Puerta de la Plaza Nueva, la Porticiella y la Puerta de la Zuda.

Siguiendo por la calle del Conde hacia su parte posterior, encontramos una serie de edificaciones muy visibles desde la Judería conocidas como “Casas colgadas”. Son dignas de mención porque están construidas en saledizo y en España únicamente se encuentran en Cuenca y Tarazona. En ellas residía la nobleza turiasonense, como la familia López de Gurrea.

"Casas colgadas" de la Judería de Tarazona
"Casas colgadas" de la Judería de Tarazona

Es bastante probable que la sinagoga se erigiera en la calle Rúa Alta, lugar donde vivían los miembros de la elite judía. El área comercial de la Judería se encontraba colindando con la Zuda.

Apenas nada se conoce del baño de inmersión ritual o ‘miqweh’. Dado que necesitaba agua corriente permanente procedente de algún manantial próximo, en Tarazona debía estar situado cerca de la acequia de Selcos.

Si vamos hasta la plaza de los Arcedianos, es importante destacar que se trata del lugar donde se asentaban durante una semana las tiendas para la celebración del ‘sukkot’ o de las cabañas, que rememora el deambular del pueblo judío por el desierto tras su huída de Egipto.

El otro núcleo hebraico es conocido como Judería Nueva, cuyo origen puede datarse de 1440. Esta zona no contaba con un muro que la delimitase. La ocupación urbana va desde la Cuesta de los Arcedianos hasta la plaza de Nuestra Señora, antes llamada plaza de la Judería Nueva, donde destacaban las puertas de Santa Ana y la del barrio Nuevo.

Estos restos de la comunidad judía que vivió en Tarazona representan un
trocito de la multiculturalidad que caracteriza a la ciudad. Desde junio de 2009 se han rehabilitado gracias a los alumnos del taller de empleo Judería, promovido por Tarazona Monumental, el INAEM y el Ayuntamiento de la ciudad. Las mismas instituciones apoyan el segundo taller de empleo que continuará con esta rehabilitación, que se pondrá en marcha en noviembre de 2010. Además, Tarazona es la única ciudad aragonesa perteneciente a la Red de Juderías de España.

Casas de la Judería de Tarazona tras su rehabilitación exterior
Casas de la Judería de Tarazona tras su rehabilitación exterior

1 Comentario

Dejar respuesta