La Iglesia de San Miguel Arcángel y sus secretos al descubierto

Hoy nos vamos a adentrar en el corazón del Barrio de San Miguel, situado en la parte alta de la ciudad y enclave originario de Tarazona, desde donde en siglos posteriores se fue extendiendo el núcleo urbano.

Imagen actual de la Iglesia de San Miguel.
Imagen de la Iglesia de S. Miguel en la actualidad.
Iglesia de San Miguel (1949)
Portada de la Iglesia de San Miguel (1949).

Concretamente nos vamos a deleitar con una de las parroquias más recónditas de la ciudad, la Iglesia de San Miguel Arcángel. ¿Estás list@ para conocer los secretos de ésta peculiar iglesia del siglo XIII? La sorpresa comenzó cuando tras diversos trabajos de rehabilitación llevados a cabo a lo largo de los últimos años para desencriptar sus circunstancias históricas y recuperar sus elementos, salieron a la luz sorprendentes secretos escondidos tras sus muros. Los más sobresalientes fueron las singulares pinturas murales, que vienen a demostrar que en el siglo XVI prácticamente la totalidad del interior del templo estuvo decorado simulando una fortaleza, como elemento alusivo a la propia advocación de San Miguel.

Imagen de las singulares pinturas murales descubiertas en la Iglesia de San Miguel Arcángel.
Imagen de las pinturas murales descubiertas en la Iglesia de San Miguel Arcángel.

Ya en el año 2013, dentro de la intervención de restauración de la Portada de la Bendición se descubrió, de forma casual, una decoración mural que se extendía por el interior del templo. Se trata de una original decoración policromada en rojo, ocre y negro que simulaba unos muros a base de grandes sillares almohadillados coronados por almenas y rematados por un friso en forma de ramas de árboles, lo que se interpreta como la recreación de bosques y vegetación extramuros de ésta fortaleza imaginaria.

Otro de los secretos descubiertos en el edificio es la Portada en Grisalla del S.XVII y un curioso fragmento de pintura que representa un pequeño retablo, de gran interés por su calidad y originalidad y por ser de los únicos vestigios, junto con el Pórtico de la Bendición y la torre, que quedan del edificio medieval. Así mismo, destaca una fortaleza almenada (S. XVI) que representa el Reino de Dios (recalcando la figura del Arcángel San Miguel como guerrero, príncipe de la milicia celestial) y tres Cariátides (figura femenina esculpida, con función de columna) del S.XVI, que enmarcan la portada de la Capilla de Santa Agueda.

¿Qué rituales tenían lugar en la Portada de la Bendición?

La Portada de la Bendición de la Parroquia de San Miguel estuvo vinculada, desde sus orígenes, a actos litúrgicos relacionados con la muerte: los cortejos fúnebres de todos los vecinos de Tarazona, camino del cementerio, se detenían en la calle Bendición, frente a la Puerta del mismo nombre, para recibir la última bendición dentro del casco urbano. Además, el día 3 de mayo, Invención de la Santa Cruz (la Cruz de Mayo), un sacerdote, portando la custodia con el Santísimo Sacramento, hacía “La Bendición de los Campos” para que el Señor protegiera las cosechas que ya comenzaban a granar.(Turiaso XVI, Revista del Centro de Estudios Turiasonenses, Tarazona 2001-2002).

Puerta de la Bendición. Capiteles del derrame derecho.Juan Leredo (1461-1462)
Puerta de la Bendición. Capiteles del derrame derecho.Juan Leredo (1461-1462)

Orígenes de la Iglesia de San Miguel Arcángel

Esta peculiar iglesia comenzó siendo en origen mezquita, pasó a acoger el culto cristiano en el siglo XIII y las distintas vicisitudes de la historia hicieron que sufriese restauraciones, modificaciones y cambios ornamentales. El templo sufrió graves daños en el siglo XIV durante la llamada Guerra de los Pedros, que enfrentó a Pedro IV “el Ceremonioso” de Aragón con Pedro I “el Cruel” de Castilla. Posteriormente fue rehabilitado, pero en la segunda década del siglo XVI un incendio obligó a construirlo de nuevo.

En la Iglesia de San Miguel Arcángel destaca su retablo, considerado como una de las obras maestras del Renacimiento en Tarazona y restaurado en 2010 por la Fundación Tarazona Monumental, y la Portada de la Bendición, la única portada de éstas características que quedan en la localidad y que se consiguió sacar a la luz después de llevar más de 50 años oculta. El templo puede contemplarse dentro del programa de visitas que gestiona la Fundación Tarazona Monumental.

Dejar respuesta